lunes, 28 de diciembre de 2015

MATHIAS ENARD 'el barcelonés'

Mathias Enard gana el Goncourt por desmontar los ‘clichés’ de Oriente

El escritor se alza con el primer premio de las letras francesas con 'Boussole', basado en los recuerdos de su infancia. Delphine de Vigan se hace con el Renaudot

El escritor Mathias Enard (Niort, 1972) se ha alzado este martes con el Premio Goncourt, el más importante de las letras francesas, con su novela Boussole (“Brújula”), relato protagonizado por un musicólogo vienés obsesionado con las civilizaciones orientales, que durante una noche de insomnio se trasladará a Estambul, Teherán, Damasco o Alepo gracias al poder de sus recuerdos.
Se trata de repaso poético que pretende desmontar los tópicos sobre Oriente, indicaron los organizadores del galardón. La novela la publicará en España, en la segunda mitad de 2016, el sello Literatura Random House, con traducción de Robert Juan-Cantavella. Enard es autor de obras importantes como Zona, Habladles de batallas, de reyes y elefantes y Calle de los ladrones. El Premio Goncourt, creado en 1906, recompensan "el mejor volumen de imaginación en prosa" entre las novelas publicadas en Francia en el año en curso.
El novelista superó a los otros tres finalistas, los escritores Nathalie Azoulai, Tobie Nathan y Hédi Kaddour, quien figuraba como favorito en las últimas quinielas junto con Enard. El autor se impuso desde la primera vuelta con seis votos sobre ocho. Un desenlace inhabitual en la historia de este codiciado premio que demuestra la unanimidad del jurado, presidido por el crítico literario Bernard Pivot. Enard, que regresaba de un viaje a Beirut, se ha dicho “sorprendido y extraordinariamente feliz”. El autor recibe un premio simbólico de 10 euros, pero que se traduce en cientos de miles de copias vendidas. La ganadora del año pasado, la francoespañola Lydie Salvayre, logró colocar 284.000 ejemplares de No llorar. Antes de que ganara el premio, solo había vendido unas 20.000.
Francés afincado en Barcelona desde hace quince años, Enard se había instalado en Berlín desde hace un par de años para trabajar en la novela ganadora, protagonizada por un hombre enfermo y fumador de opio, rodeado de una colorida banda de orientalistas, que a algunos críticos les ha recordado al grupo de universitarios que aparecían en el 2666, de Roberto Bolaño. En la novela, muy aclamada por la crítica francesa desde que fue publicada a finales de agosto por la prestigiosa editorial Actes Sud, también se escuchan los ecos de la actualidad en el mundo oriental, como los efectos de la guerra en Siria, a cuya población Énard ha dedicado el libro, y la reciente destrucción de Palmira. El autor es un gran conocedor del Medio Oriente, por el que ha viajado frecuentemente en las últimas décadas.
Énard, licenciado en Lenguas Orientales y especialista en el mundo árabe y persa, debutó con La perfección del tiro (2003), donde seguía a un francotirador en un país de ficción muy parecido al Líbano, y se consagró con Zona (2008), falsas memorias de un espía que le permitía recorrer la historia de la cuenca mediterránea durante el último siglo. El autor reencontraría el éxito con Habladles de batallas, de reyes y elefantes (2011), novela histórica ubicada en tiempos del Renacimiento que ya había sido finalista para el Goncourt.
Hijo de maestro y ortofonista, Enard recibió una gran educación literaria por parte de su abuelo, un especialista en la relación “entre gesto y escritura”, que le regaló “miles de libros”, según confesó al diario Libération en 2009. También le inculcó su reconocido perfeccionismo respecto a sus escritos. “De adolescente, le enseñaba mis cuentos. Me decía: ‘Es pésimo, pero continúa’”, ha dicho Énard. Buen alumno, dejó su ciudad de provincias en la costa atlántica para estudiar en París en los primeros noventa. Se inscribió en la Escuela del Louvre, donde se especializó en el arte islámico y empezó a estudiar árabe y farsi.
Por su parte, la novelista Delphine de Vigan (Boulogne-Billancourt, 1966) ha ganado el Premio Renaudot, que tradicionalmente se anuncia pocos minutos después del Goncourt, con la novela D’après une histoire vraie (“Basado en una historia real”). Se trata del retorno de la autora de Nada se opone a la noche, que vendió más de un millón de ejemplares en Francia y la convirtió en estrella literaria. En su nuevo libro, un thriller psicológico protagonizado por ella misma que juega con la diferencia entre realidad y ficción, la autora se ve manipulada por una desconocida que se introduce en su vida hasta controlarla. Para escribirla, De Vigan asegura haberse inspirado en Misery, de Stephen King.
fuente: El Pais de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario