martes, 2 de noviembre de 2010

SIMPLEMENTE GABO

A 4 días de salir a la venta, Yo no vengo a decir un discurso es el tema de la agenda cultural
 
 
El nuevo libro de García Márquez ha tenido excelente recibimiento
Foto
Gabriel García MárquezFoto Ap/ Miguel Tovar
Foto
Gabriel García MárquezFoto Ap/ Miguel Tovar
Foto
Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura 1982, ayer, en su casa de la ciudad de MéxicoFoto Ap/ Miguel Tovar
Ericka Montaño, Fabiola Palapa y Pablo Espinosa
 
Periódico La Jornada
Martes 2 de noviembre de 2010, p. 5
A cuatro días de salir a la venta, el nuevo libro de Gabriel García Márquez goza de excelente recibimiento.
Si bien es muy pronto para que las tiendas informen sobre el número de ejemplares vendidos, la velocidad con la que se mueven de mano en mano corresponde a un libro de la autoría del Premio Nobel de Literatura 1982.
El diseño de la portada –en el cual participó el propio escritor–, la selección de color, el loro caribeño que emite su canto en el centro de la cubierta, pero fundamentalmente su contenido, son ya tema de la agenda cultural.
La Jornada publicó, el mismo día del lanzamiento (viernes 29 de octubre) del flamante volumen, un capítulo a manera de adelanto y otro más el día siguiente. Desde entonces, esa obra antológica titulada Yo no vengo a decir un discurso es el centro de atención en los anaqueles de novedades bibliográficas en España y América Latina.
El tiraje inicial es de 150 mil ejemplares y el precio de cada libro es de 229 pesos.
Leyendo estos discursos redescubro cómo he ido cambiando y evolucionando como escritor, son las palabras del autor que acompañan a su nueva obra.
Se trata de textos que fueron escritos con la intención de ser leídos por él mismo en público, ante una audiencia, y recorren prácticamente toda su vida, desde el primero, que escribió a los 17 años para despedir a sus compañeros del curso superior en Zipaquirá, hasta el que leyó ante la Academia de la Lengua y los reyes de España al cumplir 80 años.
Foto
Gabriel García MárquezFoto Ap/ Miguel Tovar
Discursos célebres como El cataclismo de Damócles, Mi amigo Mutis, El argentino que se hizo querer de todos (Julio Cortázar), Periodismo: el mejor oficio del mundo, y el que cierra el libro: Un alma abierta para ser llenada con mensajes en castellano, son algunos de los capítulos.
Ironiza García Márquez: ¿Qué hago yo encaramado en esta percha de honor, yo que siempre he considerado los discursos como el más terrorífico de los compromisos humanos?
Hace cuatro días, el editor Cristóbal Pera dijo: “Gabo está muy bien para sus 83 años y superó un cáncer. Con Vivir para contarla estaba en recuperación. Está con buena salud. Si no lo estuviera este libro no habría salido”.
Las fotografías que despliega en esta edición La Jornada celebran y constatan tal aserto.

Añadir un comentario

No hay comentarios:

Publicar un comentario